Un juego apasionante en todas sus variantes.

Hace ya muchos años era habitual encontrase algunos bares que tenían billar.

Seguramente por el espacio que ocupaban, al igual que los futbolines, los billares fueron desapareciendo y cada vez es mas raro «encontarse» uno por casualidad.

Existen muchos fabricantes a medida que hacen verdaderas joyas de diseño, para quien pueda permitírselo en su propia casa. La buena noticia es que si buscas por Internet, te sorprenderá que todavía hay espacios dedicados al billar, y muy bien ambientados en la mayoría de ciudades.

Si hace tiempo que no juegas, o echas de menos el estilo de carambolas del billar Francés, el Español, o si eres mas del Americano, y su bola negra …

Quizás haya llegado el momento de volver a ponerle tiza al taco.

Te apuntas ?