Saltar al contenido
susopower

Chaleco salvavidas

Entre los elementos de seguridad que tenemos que llevar a bordo de nuestra embarcación, sin duda el de mayor importancia es el chaleco salvavidas.

El chaleco salvavidas y la normativa

En los más de 30 años que llevo en el sector náutico, el chaleco salvavidas es el accesorio en el que más atención he hecho poner a los clientes.

Voy a compartir mi conocimiento y experiencia, por su importancia y porque implica tu seguridad y la de tu tripulación, no pierdas detalle.

Tipos de chaleco salvavidas

Como hay mucha variedad y para que puedas conocer la oferta que existe, aquí te adjunto los tipos de Chalecos Salvavidas:

  • De activación manual.
  • De activación automática.
  • SOLAS – Con normativa SOLAS, para todo tipo de barcos y zona de navegación.
  • Chalecos salvavidas especiales para mascotas.
  • 50 Newtons – Permiten una ayuda a la flotabilidad.
  • 100 Newtons – Homologados para navegar hasta 5 millas de la costa.
  • 150 Newtons – Homologados para la navegación hasta las 60 millas de la costa.
  • 275 Newtons – Los chalecos para navegación oceánica.

Además por normativa todas las embarcaciones de recreo deberán llevar como mínimo un chaleco salvavidas por persona, niño y bebé que vaya a bordo.

Tu talla, tu peso y tu chaleco

Debes saber que los fabricantes de chalecos salvavidas europeos, no indican el peso máximo que puede soportar el chaleco.

Suelen indicar en su etiquetado un rango de pesos en Newtons de flotabilidad y los debes transformar a kilos de fuerza de empuje.

La fuerza de empuje es esa fuerza que aparece cuando se sumerge un cuerpo en el agua y muestra cierta resistencia a hundirse, recibe el nombre de empuje hidrostático y esta documentado en el principio físico de Arquímedes.

Lo importante para tu seguridad es que esta fuerza de empuje opone resistencia y dependiendo del peso y volumen del cuerpo en el agua, este flotará más o menos.

Sin tomar los numeros al pie de la letra, recuerda que nuestro cuerpo está constituido en un 80% de agua, y como tiene la misma densidad ( que el agua donde navegamos), ese 80% de agua no tiene peso cuando estamos flotando en el mismo fluido, y sin olvidar que contamos con un 15% de grasa corporal.

Vamos a transformar esa fuerza de empuje con una fórmula sencilla y que te será de utilidad y como ejemplo real, mi peso de 95 kilos.

Fórmula para calcular su equivalencia en Newtons.

95 kilos de peso x 80% de agua = 76 kilos de agua.

95 kilos de peso x 15% de grasa = 14 kilos de grasa.

76 kilos + 14 kilos = 90 kilos de empuje del agua.

95 Kg – 90 kg de empuje = 5 kg de peso a soportar.

La fórmula, cuando tienes esta parte comprendida, te da estos kilos de peso a soportar.

Fórmula de Newtons a kilos de empuje hidrostático que soporta

A los Newtons que encuentres en la etiqueta, multiplica  por 0,1019.

De esta forma un chaleco de 50 Newtons multiplicado por la fórmula nos da un resultado de peso soportado de   5.09 Kilogramos.

Justito para mi peso si añadimos algo de ropa y accesorios y un margen de seguridad mas que recomendable.

Te dejo una tabla con la fórmula aplicada para futuras consultas y veamos que vas a encontrar en el mercado y cuál es la solución real para tus necesidades.

Newtons homologados en chalecoKilos que soporta
30 N3,05 kg
40 N4,07 Kg
50 N5,09 Kg
100 N10,19 Kg
150 N15,28 Kg
200 N20,38 Kg
275 N28,02 Kg

Chaleco de ayuda a la flotabilidad

Los chalecos conocidos como de ayuda a la flotabilidad, no vienen provistos de cuello y habitualmente ofrecen una flotabilidad de 50 Newtons.

La función de este objeto de seguridad, es permitir que nuestro cuerpo se mantenga en la superficie del agua, incluso si permanecemos inconscientes.

Y estos modelos están más orientados para su uso en Piraguas, canoas, kayaks y patines con pedales

Los chalecos de 50 N son para usuarios que naden bien, insisto en que es simplemente una ayuda a la flotabilidad y para un uso en aguas tranquilas y protegidas.

Recuerda que su índice de flotabilidad no es tan alto como el de un chaleco salvavidas y que son más apropiados para otras actividades cercanas a la costa.

imagen de 3 tipos distintos de chaleco salvavidas juntos

El chaleco salvavidas homologado

Las embarcaciones de recreo deben llevar como mínimo un chaleco salvavidas por

persona a bordo y dependiendo de la zona de navegación se completará con una luz para chaleco salvavidas.

Los equipos de seguridad que deben llevar a bordo las embarcaciones de recreo vienen regulados en el Real Decreto 339/2021, del 18 de mayo.

Además por normativa deben estar fabricados en empresas autorizadas y homologadas.

Chaleco salvavidas 100 Newtons

Los chalecos homologados de 100 N solo están permitidos como parte del equipo de seguridad de las embarcaciones despachadas para las zonas de navegación 5, 6 y 7.

En el mejor de los casos, la zona 5 comprende una navegación en la cual la embarcación no se aleje más de 5 millas de un abrigo o playa accesible.

Como has comprobado con la formula anterior, estos chalecos salvavidas de 100 Newtons te permiten una flotabilidad de 10 Kg y os permite mantener a flote en el agua si sabes nadar.

No es efectivo, ni capaz de mantener a una persona que no sepa nadar o mantenerse boca arriba en el caso de que hayas caído al mar inconsciente.

Chaleco salvavidas de 150 N

Estos chalecos son los más utilizados en el sector de la náutica de recreo, por su alta flotabilidad y niveles de seguridad.

Tener la tranquilidad de saber que ofrecen una flotabilidad mínima de 15 kg y mantienen boca arriba a una persona inconsciente, ya son razones suficientes de seguridad para  escogerlos cuando salimos a navegar con nuestra familia y amigos.

Estos chalecos salvavidas de 150 N están homologados para las zonas de navegación 2, 3 y 4.

Si tomamos como referencia la zona de navegación más distante para las que están homologados estos chalecos de 150 Newtons, es la zona 2 comprendida entre la costa y la línea paralela a la misma trazada a 60 millas.

Zona, por experiencia donde es fácil que se levante mar formada, el viento empuje con fuerza y hacer que nuestra embarcación se incline de costado de forma inesperada.

Una característica de estos chalecos en su formato de espuma rígida, es su tamaño voluminoso.

Lo he probado en el agua y no te permite disfrutar de mucho movimiento y al quedar tumbado hacia arriba, más que nadar, se rema con los brazos.

El chaleco salvavidas automático

El chaleco automático es altamente aconsejable que lo incluyas en tu dotación de seguridad a bordo, si piensas realizar una navegación alejada de la costa.

La construcción del chaleco automático actual es muy efectiva y permite que nos movamos con comodidad para  llevar a cabo las maniobras con seguridad.

Por suerte se han simplificado y mejorado en su construcción, y ahora se fabrican con materiales sintéticos ultrarresistentes al exterior y los roces como el poliéster. 

Sus cámaras de aire interiores estan fabricadas en PVC, que es impermeable, fexible y resistente para no romper cuando se hincha de golpe con una botella de (CO₂) que le suministra el aire a presión.

¿Cómo funciona el disparador automático del chaleco?

Los dos sistemas existentes utilizan el aire a presión que le suministran estas botellas de (CO₂)

La botella del gas va unida al cuerpo del chaleco, por una pieza que combina el sistema de disparo automático y que una vez activado, permite la entrada de aire a presión en la estructura del chaleco.

Existen 2 sistemas de “activación” del chaleco automático, el sistema hidrostático y otro sistema que se activa por contacto con el agua.

Disparo automático en contacto con el agua

Los que se activan por entrar en contacto con el agua, son los más económicos.

Su sistema de activación, incorpora una pastilla o gránulo de celulosa que se encuentra reteniendo el muelle del percutor.

La celulosa se descompone rápidamente al contacto con el agua y libera el percutor, disparando el aire hacia el interior del chaleco y procediendo a su hinchado  automático.

El alojamiento del disparador y la pieza de celulosa están bien protegidos contra rociones y salpicaduras mientras navegamos, pero debe siempre protegerse del agua y no almacenarlos en zonas húmedas.

Chaleco autoinflable hidrostático

El sistema hidrostático se activa por la acción de la presión del agua en el percutor hidrostático, que activa la botella de gas e hincha el chaleco.

Es el sistema más fiable y seguro que el anterior, ya que actúan por presión y no son afectados por la humedad.

Como equipación de seguridad personal, los chalecos automáticos hidrostáticos son los que mejor se ajustan al cuerpo, incluso si llevamos mucha ropa en invierno.

Generalmente los fabricantes ponen mucha atención en la ergonomía y tienen un buen ajuste sobre los hombros y nos permite libertad de movimientos, al quedar ceñidos y alejado de las zonas de la cintura y el cuello.

Con el sistema hidrostático, y una vez se ha disparado y utilizado el chaleco, este debe ser revisado y se debe sustituír tanto la botella de gas como el mecanismo completo de disparo.

Este sistema encarece el precio final del chaleco autoinflable hidrostático en comparación con el automático de pastilla, porque necesita de una intervención profesional para sustituír la botella de gas y todo el mecanismo.

Por experiencia y como norma de seguridad, el percutor hidrostático deberá  sustituirse cada cuatro o cinco años, aunque no se haya utilizado.

Algunos de estos modelos preparados para navegación de altura, incluyen luz homologada, capucha para protegernos de las salpicaduras y arneses de seguridad para cubierta con anclajes de fijación.

Revisa que dispongan de la aprobación internacional para chalecos ISO12402-3 y para el tipo de arnés de seguridad ISO12401.

ENLACES DE INTERES

Si deseas ampliar información sobre la fuerza de empuje y el principio de Arquímedes.

Entradas mas recientes del Blog